Dolor Crónico

8.4.16 Pedro Vargas-Machuca 0 Comentarios

Navegación

El dolor crónico es uno de los síndromes más olvidados de los sistemas sanitarios nacionales. Sin embargo, se trata de un problema que merma considerablemente la calidad de vida de quienes lo padecen e influye de forma “negativa” en su entorno social, laboral y en sus relaciones personales. 
El 12%  de la población española lo padece, y más del 60% de los pacientes con dolor crónico no oncológico no lo tienen controladoEl 35% de los pacientes lo sufre durante toda su vida, siendo los dolores más frecuentes los lumbares, los de los huesos o una combinación de ambos. El diagnóstico erróneo de esta dolencia y la utilización masiva de fármacos son algunos de los problemas en este tipo de pacientes, sobre todo en el caso de las migrañas. Entre el 50 y el 80% de los enfermos se sobremedica, lo que puede suponer un empeoramiento de los síntomas.
Si bien los médicos pueden proporcionar tratamiento para las dimensiones físicas del dolor crónico, los psicólogos son los únicos profesionales entrenados para ayudarle a manejar los aspectos mental y emocional de este trastorno debilitante. El bienestar mental y emocional resulta igualmente importante, por lo cual las técnicas psicológicas y la terapia contribuyen a la creación de la capacidad de resistencia, y enseñan las destrezas necesarias para el manejo del dolor.

Dolor Crónico

Persiste durante 6 meses o más y se muestra resistente a la terapia médica convencional al no identificarse generalmente ningún daño físico.

Dolor Disfuncional

Producido por un desajuste psicofisiológico conocido (por ejemplo, el dolor tensional).

Trastorno de Dolor

Generalmente localizado en diferentes zonas corporales, alcanza una severidad suficiente que justifica la atención clínica. Los factores psicológicos alcanzan un papel significativo en el inicio, mantenimiento e incremento del dolor, dado que no existe una causa orgánica identificable.