Estrés

8.4.16 Pedro Vargas-Machuca 0 Comentarios


Faro

El estrés es un estado de sobre-esfuerzo en nuestro organismo acompañado de una sensación subjetiva de tensión o presión. Suele suponer un incremento de la activación o la inhibición y un cambio en los estados emocionales.
La exposición a situaciones estresantes es una de las experiencias humanas más comunes. El estilo de vida occidental en el que estamos inmersos produce niveles de estrés cada vez más elevados: desde los contratiempos diarios, horarios laborales ajustados y prisas cotidianas, hasta eventos inesperados como enfermedades, desastres naturales o conflictos sociales. Pero también la actitud de una persona puede influir para que una situación o una emoción sea estresante o no. Una persona con una actitud negativa a menudo reportará más estrés de lo que haría una persona con una actitud positiva.
El manejo del estrés implica tratar de controlar y reducir la tensión que ocurre en situaciones estresantes. Un buen tratamiento terapéutico que englobe diferentes técnicas te enseñará estrategias de manejo del estrés tanto a nivel físico como cognitivo.

Síntomas Físicos

Taquicardias, arritmias, hipertensión sanguínea, tensión muscular, temblores, aceleración respiratoria, sudoración, reducción de la salivación, cambios metabólicos y hormonales, etc.

Síntomas Cognitivos

Ansiedad, miedo, ira, depresión, preocupación, sensación de perder el control, bloqueo mental, pérdida de memoria, sensación de irrealidad, etc.